La industria farmacéutica es uno de los sectores más demandados y rentables del mundo. La asequibilidad de las medicinas y la prevalencia de enfermedades continúan promoviendo la demanda, sin embargo, las regulaciones gubernamentales pueden disminuir el crecimiento del sector farmacéutico. 

En ese caso, es fundamental realizar un plan de marketing muy bien estructurado para promover y ofrecer soluciones a los clientes. 

Marketing farmacéutico 

El marketing farmacéutico determina técnicas y estrategias para vender de manera efectiva sus productos y servicios. Sin embargo, las acciones están dirigidas a dos audiencias: consumidores y médicos. 

Es importante identificar la audiencia más adecuada y conocer las necesidades y diferencias entre ellos. 

Estrategia de desarrollo de producto-mercado. Tiene como objetivo desarrollar nuevos productos o transformar los existentes para ofrecerlos a los mercados actuales. Estas estrategias derivan de la Matriz de Ansoff, un recurso de análisis utilizado para identificar cómo se insertan los productos en los mercados. Los criterios incluyen: penetración de mercado, desarrollo de mercado, desarrollo de producto y diversificación. 

En ese caso, las empresas farmacéuticas combinan sus recursos y aprovechan sus fortalezas para aumentar la participación del mercado. 

Estrategia SEO. La optimización en motores de búsqueda incrementa la cantidad de visitantes en una plataforma. Se ha comprobado que los consumidores actuales utilizan motores de búsqueda para encontrar información asociada con medicamentos, tratamientos y enfermedades. 

Según información de Google, cada mes se realizan alrededor de 2,5 millones de búsquedas sobre la depresión, y la mayoría de palabras claves no han sido dirigidas por las compañías farmacéuticas. Entonces, si una empresa vende medicamentos para la depresión (como antidepresivos atípicos) puede dirigirse al consumidor final a través de las estrategias SEO. 

Asimismo, en 2018 se encontró que el colágeno estaba en la posición #12 en búsquedas por internet. Cada vez más mujeres buscan productos que ayuden a la producción de colágeno en la piel, ya que esta proteína mantiene la estructura de la misma. Las industrias han aprovechado esta tendencia para estudiar sus propiedades y destacar su valor en la salud. 

Estrategia de ventas directas. Hoy en día todavía se mantiene el método tradicional de reclutar vendedor de ventas para ubicarlos en distintos puntos y generar nuevos clientes. Específicamente en los mercados farmacéuticos B2B (Business to Business), también conocido como mercado corporativo. 

Estrategia de posicionamiento y diferenciación. Las variables para posicionar un producto o servicio incluyen: calidad del producto, calidad del servicio, precio y tiempo de cumplimiento. 

La empresa farmacéutica necesita revisar sus fortalezas internas y compararlas con las de sus competidores para establecer una estrategia de diferenciación que le permita destacar su oferta. El valor agregado le permitirá estar por encima de las ofertas de sus competidores en el mercado. De esta manera, la organización tendrá una ventaja competitiva. 

Give a Comment