fbpx
SEO

Penalización de Google – El caso de Trendhim

Todos los que trabajamos en Marketing hemos oído hablar alguna vez del llamado link bomba, pero pocos lo hemos experimentado. Puede que hayamos oído hablar de alguien que conoce a alguien que ha oído hablar del alguien que lo ha sufrido, pero no lo hemos vivido de cerca.

Es el caso de Trendhim, empresa danesa de accesorios masculinos. Lo ha experimentado y hoy os traemos su historia, en primera persona, escrita por Sara López, Marketing Manager de Trendhim.

 

trendhim
Equipo de Trendhim.

 

Trendhim antes del ataque

Antes del 23 de Agosto, o más bien, antes del ataque, teníamos 34000 visitas en la categoría de gafas de sol, categoría afectada por los links bomba. Después del ataque, teníamos 7. Ocupábamos los primeros puestos en Google en lo que respecta a accesorios y joyas para hombre y nuestras ventas estaban por las nubes.

Durante muchos meses Google pensó que éramos una página porno, y hasta que lo solucionamos, o al menos conseguimos pararlo, perdimos más de 70.000 coronas danesas, o lo que es lo mismo 9500 euros.

 

Detención del problema y caída en Google

Viernes por la tarde. Como cada semana, es hora de revisar las analíticas de la web. El CTR parece estar bien, el número de visitas semanales se mantiene constante. El número de ventas, sin embargo ha disminuido un poco con respecto a semanas anteriores. Seguro que no es por nada en especial, pero por si acaso, vamos a revisar los links que enlazan a nuestra web.  Para nuestra sorpresa, dos factores estaban exageradamente mal:

  • El número de links que enlazaban a Trendhim había incrementado de forma monumental. Y aunque esto pueda ser a veces una buena señal, en este caso no provenían de páginas de calidad, sino de páginas fraudulentas.
  • El anchor text que abundaba en nuestro perfil ya no era Trendhim, sino que era porno. Tan solo un 9% de nuestros links iban dedicados a Trendhim.

Nuestro perfil había sido masivamente atacado por más de 8500 links bomba, que decían a Google que nuestra página era pornográfica. Puede que los accesorios que vendemos sean sexys, pero están lejos de ser contenido pornográfico.

Antiguamente no importaba el perfil de las páginas que enlazaban a tu web, ni tampoco el anchor text de dichos enlaces, pero durante los últimos años Google se ha dedicado a mejorar su algoritmo e imponer medidas de calidad para determinar si una web es de verdad relevante para los usuarios.

Una de las formas de averiguar esto es utilizar como indicador de relevancia el anchor text de los enlaces externos. Si por ejemplo Trendhim tiene como principal anchor text: joyas para hombre, Google sabrá que se trata de una empresa de joyas para hombre. Pero de la misma manera, si el anchor text deja de ser relevante con la web y pasa a ser porno, Google pensará que Trendhim es una web pornográfica. Google sabe que todos aquellos que nos dedicamos a hacer SEO utilizamos anchor texts para optimizar la web, así que, Google nos responde perjudicando nuestra página y sometiéndola a una revisión manual si los enlaces que recibimos y el anchor text de los mismos es inusual.

«Tenemos una clasificación más baja en Google, lo que equivale a alejarnos de la cima, por lo que es más difícil conseguir clientes «, dice Mikkel Ussing-Kelstrup, quien controla el tráfico a Trendhim.dk.

 

Solución al link bomba

Una vez detectado el problema hay que hacer 4 cosas.

  1. Añadir todos los links no deseados a una lista de rechazados y enviársela a Google a través de Google Search Console. Si no has agregado tu página de la Consola de búsqueda, sería una buena idea hacerlo para ver cómo Google ve tu web.
  2. Escribir a Google a través de su formulario de contacto para exigirles una revisión manual.
  3. Contactar a los responsables de las páginas webs y pedirles que retiren los links.
  4. Reforzar tu perfil consiguiendo links beneficiosos.

Nosotros jugábamos contra el tiempo. Se acercaba navidad, la mejor época de ventas del año, y nuestra página no dejaba de ser perjudicada. Perdimos un 99.9% de visitas en la página de gafas de sol, página a donde la mayor parte de los links se dirigían.

Contactar a los dueños de las páginas webs tuvo éxito en alguno casos, pero no en todos. La mayoría de las webs eran páginas extranjeras falsas que la gente utiliza para perjudicar a otros. También intentamos tomar medidas legales, contactando a nuestra compañía de seguros y a la policía, aunque sin muy buenos resultados.

Parece ser que los seguros no cubren este tipo de ataques online, por lo que, aunque podríamos estar hablando de la vida o la muerte de tu negocio, tu seguro no puede hacer nada al respecto. Nuestra siguiente opción fue la policía. Intentamos explicar lo sucedido, incluso enseñándoles nuestro perfil de link, pero desafortunadamente no era algo que pudiésemos denunciar, no sabían de qué delito estábamos hablando. Nadie excepto nosotros nos podía ayudar.

 

Después del ataque

Dentro de lo malo, conseguimos mantener la mayor parte del daño dentro de una sola categoría, la de gafas de sol, que afortunadamente no era nuestro punto fuerte. El primer mes después del ataque, la suerte llamó a nuestra puerta y Google actualizó su Algoritmo Penguin, centrándose más en los enlaces. Fue sin duda un mal menor en el cuerpo cuando descubrimos que un algoritmo estaba en camino.

Tres meses después del ataque, como un regalo enviado desde el cielo (o desde Mountain View – sede de Google en California), nuestros rankings vuelven a ser los originales en la mayoría de las palabras clave. El daño ha sido mínimo porque enviamos listados a Google con los enlaces no deseados. Al mismo tiempo, Google Penguin se actualizó a nuestro favor. Pero hoy en día, un año después del ataque, este sigue siendo nuestro perfil:

trendhim
Trendhim.

 

Aunque fuerte, sigue habiendo restos del ataque. Hemos conseguido duplicar el porcentaje de links dirigidos a Trendhim, pero el anchor text: porno, sigue llevándose un 13%. Fruto de contactar las diferentes webs fraudulentas, hemos conseguido eliminar la mayor parte de los enlaces, pero 67 de estos, siguen ahí, haciéndonos daño.

 

Autora: Sara López Alaguero.

Estudiante universitaria de Ingeniería Informática en VIA UC y Marketing Manager en Trendhim. Expresa su amor por la moda y el diseño a través de su blog y redes sociales.  Experta en Marketing Online, SEO y Linkbuilding, tiene como principal pasión la informática, y dedica su tiempo libre a indagar en este campo y aprender lo máximo posible.

FacebookInstagramTwitter LinkedIn.