Cómo Proteger Páginas Web con el Protocolo HTTPS3 minutos de lectura

HTTPS (Protocolo de transferencia de hipertexto) es un protocolo de comunicación de Internet que protege la confidencialidad de la información de los usuarios entre sus ordenadores y el sitio web.

Ello garantiza que la experiencia online para realizar cualquier tipo de transacción, comercio electrónico, etc., sean seguros y privados.

Los datos que el usuario envía a través de HTTPS están protegidos con el Protocolo de Seguridad en la capa de transporte (TLS), el cual aporta tres claves de seguridad: el cifrado, la integridad de los datos y la autenticación.

Con ello, las conversaciones que mantiene el usuario están a salvo, los datos no pueden dañarse y el usuario puede estar seguro de que mantiene comunicación con el sitio web previsto y no se trata de una página falsa.

Según cuenta el portal monederosmart, este protocolo es indispensable para todo sitio web seguro. Caso contrario, la información que el usuario envía a una página puede ser interceptada por una tercera persona.

En la web se afirma que, ante el crecimiento de ataques cibernéticos, actualmente la mayoría de hosting integran y ofrecen un certificado SSL, el cual codifica nuestra información y evita que otra persona la descifre.

Para habilitar el protocolo HTTPS en tu sitio web, es necesario obtener un certificado de seguridad emitido por una autoridad de certificación (CA). Esta se encarga de verificar que nuestro sitio web pertenece, realmente, a la organización a la cual referimos. De este modo, se protege a los usuarios de cualquier hacker que intente acceder a información confidencial de una empresa.

Al configurar el certificado, lo ideal es obtener un nivel de seguridad alto, para lo cual escogemos una clave de 2048 bits. En caso tengamos un certificado con una clave más débil (1024 bits), lo recomendable es actualizarla a una de 2048 bits.

Pasos para escoger un certificado correctamente

  • Elegir el certificado de una CA de confianza que ofrezca servicio de asistencia técnica.
  • Escoger el tipo de certificado que requiere nuestra web.
  • Hay certificados para un origen seguro único, en tanto que hay otros para varios dominios y orígenes seguros conocidos. Por último tenemos un certificado comodín para un destino con varios subdominios dinámicos.

¿Cómo es el proceso de migración de un certificado?

En el caso de ya disponer ya de un sitio web HTTP, debemos gestionar a través de Google la migración. Esta realizará el proceso tal como un traslado de sitio web con cambios de URL, lo cual puede afectar de forma temporal al tráfico del sitio web. Antes de hacer el proceso, es necesario informarnos sobre ello para prever posibles dificultades.

Uno de los errores más frecuentes es obtener el certificado en un sitio web incorrecto. Para ello, debemos asegurarnos de que el certificado obtenido esté presente en todos los nombres de host que se publican en nuestro sitio. Si nuestro certificado solo cubre www.ejemplo.com, se bloquearán todos los usuarios que accedan al sitio a través de ejemplo.com (sin el prefijo ‘www’), pues el nombre del certificado no coincidirá.

¿Y tú? ¿Qué opinas?