Guía básica para registrar un dominio correctamente15 minutos de lectura

Está decido, vas a crear una página web.

Tienes la idea, tienes las ganas y sobre todo, tiene la certeza de que una página es lo que necesitas para alcanzar tu meta.

El único problema es que hay ciertos aspectos de este mundillo que no dominas, y las dudas que tienes retrasan tu puesta en marcha.

Es normal y a mucha gente le pasa. De hecho, el primer bache suele ser la compra del dominio.

Por eso hemos hecho esta guía donde te contamos los aspectos a tener en cuenta antes de comprar un dominio.

Aquí descubrirás qué es, para qué sirve, los tipos que existen y todo lo que debes saber para elegir el perfecto para tu sitio.

Una ayuda para dar ese primer paso tan importante.

Qué es un dominio web y para qué sirve

Para explicarte qué es un dominio y cuál es su finalidad, primero hay que conocer cómo funciona Internet.

De forma resumida, cada vez que accedes a una página web lo que estás haciendo es intercambiar información entre 2 equipos: tu dispositivo (ordenador, teléfono, consola o cualquier otro aparato con conexión) y el servidor donde se aloja la web.

Pues ese servidor al que te conectas tiene una dirección IP, que lo identifica de manera única en todo el mundo y que es necesaria para acceder a su contenido.

El problema es que una dirección IP tiene este aspecto: 172.217.22.131

¿Imaginas tener que aprender esa secuencia de números para cada sitio que quieras visitar? La navegación por la red sería mucho más complicada y confusa.

Ahí es donde entran los dominios, que son una “máscara” que se coloca encima de la dirección IP y que, además de permitir su identificación, hacen que sean más fáciles de recordar.

El ejemplo perfecto es la IP de más arriba que, si la escribes en tu navegador, te llevará a Google.

Es decir, que “172.217.22.131” y “google.es” son lo mismo pero, ¿cuál crees que es más sencillo de memorizar?

Así que resumiendo, un dominio es un “mote” que se le pone a una dirección IP para que sea más fácil recordarla.

Los distintos tipos de dominios que existen

Siguiendo con un poco de teoría sobre este tema, a continuación te contamos los tipos de dominios más comunes que hay.

1. Dominios de nivel superior (TLD)

Conocidos como Top Level Domains en inglés (y de ahí sus siglas), son los que se encuentran en lo más alto del sistema de dominios de Internet.

Se calcula que existen miles de estos tipos de dominio, pero los más comunes son:

  • .com
  • .net
  • .org
  • .edu

Como ves, son los más comunes y aunque al principio se usaban para identificar el propósito de una web, hoy en día pueden utilizarse de manera indiscriminada.

2. Dominios de nivel superior con código del país (ccTLD)

Sus siglas significan Country Code Top Level Domains y como habrás adivinado por su nombre, están relacionados con los países:

  • .es
  • .mx
  • .it
  • .de

Son la mejor opción para empresas multinacionales que crear webs para cada país donde están presentes, o para sitios enfocados en una zona geográfica concreta.

3. Dominios de segundo nivel

Un dominio de segundo nivel es cuando se incluye en el mismo dominio los 2 tipos anteriores, como por ejemplo:

  • .gob.es
  • .co.uk
  • .edu.ar

Importante: en ocasiones verás que se refieren a este tipo como dominios de tercer nivel.

4. Subdominios

El principal uso de los subdominios es identificar una sección del dominio principal que tiene un uso específico.

A diferencia de los anteriores, se escribe delante del dominio.

Son bastante comunes y muy probablemente hayas visto alguno del estilo de estos ejemplos:

  • Blog.dominio.com
  • Cpanel.dominio.com
  • Mail.dominio.com
  • ftp.dominio.com

La principal ventaja es que crearlos no tiene ningún coste.

Ten en cuenta esto antes de comprar un dominio

Hasta aquí la teoría, ha llegado el momento de pasar a la acción.

Pero antes de ponerte manos a la obra, déjanos contarte los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de comprar un dominio.

Siguiendo estos consejos, el resultado será más satisfactorio. 😉

1. Su precio (y el de su renovación)

¿Cuánto cuesta un dominio? Esa es una de las preguntas más comunes pero por desgracia, no hay una respuesta concreta.

El motivo es que el precio varía en función al nombre y extensión. En concreto, cuanto más común sea, más caro.

Vamos, que es más barato “pepeperezabogados.com” que “abogados.com”.

Pero aparte del precio de compra, hay algo que debes controlar para evitarte sorpresas: el coste de renovación.

Porque un dominio no lo compras para siempre, sino que lo “alquilas” un máximo de 10 años y un mínimo de 1.

Y al renovarlo, el precio puede ser superior al de compra, así que cuidado con esto.

2. Incluido con el hosting, ¿sí o no?

A la hora de hacerte con tu dominio, puedes elegir usar un registrador o comprar un hosting y dominio juntos, ya que muchos proveedores de alojamiento web lo ofrecen gratuitamente junto con el plan elegido.

¿Qué opción es mejor? Depende de tus conocimientos.

Desde luego, para usuarios avanzados es comprar el dominio por separado y luego, configurarlo para que apunte al servidor que corresponda.

Pero esto no significa que la otra opción sea mala. De hecho, es más que válida si no tienes los conocimientos ni el tiempo para su hacer todo el proceso, ya que tu hosting se encargará de todo.

3. ¿Qué extensión es mejor?

Cuando hablamos de extensión, nos referimos al .com, .es, .net, etc y en general, lo mejor es que optes por el .com si está disponible.

La razón es que Internet es algo global y como tal, no tiene sentido que limites el alcance de tu web con un dominio territorial.

Salvo por supuesto, que tu público objetivo se encuentre en una zona geográfica muy completa.

Por supuesto, en este punto interfieren otros aspectos como por ejemplo, el tipo de página que tengas, ya que si es una tienda online puedes usar la extensión .shop para indicar que se trata de un ecommerce.

4. Hazlo fácil de recordar y escribir

Como decíamos al principio, el uso y principal ventaja de un dominio es hacer más fácil que la gente recuerde tu página web.

Por ese motivo, no tiene sentido que elijas uno complicado de escribir o memorizar.

Como norma general, evitar números y símbolos extraños es lo primero que debes hacer, aunque lo más sencillo es usar el sentido común.

Y si tienes dudas, una buena idea es preguntarle a tus amigos y familiares para ver qué opinan y si son capaces de recordarlo pasado un tiempo.

No tengas miedo a hacer esto, porque incluso pueden darte una idea mejor que la tuya. 😉

5. ¿Incluir o no incluir la palabra clave principal?

Los SEOs no se ponen de acuerdo sobre este punto, aunque todos coinciden en que el dominio afecta al posicionamiento en los buscadores.

¿Y por qué no hay consenso? Porque hace un tiempo, la apuesta segura era usar  la keyword principal de la página en el dominio y entonces, si un sitio trataba sobre recetas de postres, el dominio ideal era “recetasdepostres.com” o una variación.

El problema es que Google cambia su algoritmo cada poco tiempo y según parece, ha decido dar más visibilidad a dominios de marca.

Que siguiendo el ejemplo de antes, podría ser “paradespuesdecomer.com”.

Como te decimos, nadie sabe con certeza qué es mejor, así que quizás la mejor opción sea optar por el camino de en medio, y elegir un domino de marca pero que contenga un poco de la keyword principal.

Algo así como “recetasparadespuesdecomer.com” o “postresparatodos.net”.

6. No uses marcas registradas

Salvo que tengas autorización para hacerlo, no elijas un dominio que contenga una marca registrada porque en cualquier momento pueden obligarte a cedérselo al dueño.

Y si esto ocurre, no hay manera de evitarlo.

No importa que se trate de una web sin ánimo de lucro o incluso que les generes beneficios, si el dueño del nombre dice que cierres o que le cedas tu web, estás obligado a hacerlo.

Lo que sí puedes hacer es usar variaciones, siempre y cuando no estén registradas como es obvio.

7. Piensa a largo plazo

Cuando lanzas una web, la idea no es que esté online un periodo corto de tiempo y luego desaparezca.

O al menos así lo será en la mayoría de casos.

Por eso es importante que pienses en el futuro cuando eliges un dominio, y evites términos que estén de moda en este momento.

Porque cuando dejen de estarlo, a tu web le ocurrirá lo mismo.

Guía paso a paso sobre cómo registrar un dominio

Ahora sí, ha llegado el momento de pasar a la acción y comprar tu primer dominio.

Como te decía más arriba, la mejor opción es registrarlo de forma independiente al hosting y así es como voy  a hacerlo.

Para este ejemplo he decidido utilizar DonDominio, uno de los mejores registradores de dominios, pero tú puedes escoger el que prefieras.

El proceso será más o menos parecido.

1. Crea un usuario en el registrador

Como no podía ser de otra manera, lo primero que debes hacer es crear una cuenta de cliente en el registrador que elijas.

En DonDominio, es tan sencillo como hacer clic en “Área de cliente” en la parte superior derecha y luego en “¿Nuevo? Regístrate como cliente”.

Eso te llevará a un formulario que debes completar con tus datos personales.

Cuando termines, marca la opción para aceptar sus condiciones y política de privacidad y pulsa en el botón “Continuar”.

Si todo ha ido bien, a los pocos segundos recibirás un email confirmando tu suscripción.

2. Elige el nombre y la extensión

Ahora que eres cliente de la plataforma, llega el momento de escoger tu dominio siguiendo los consejos de más arriba.

Para ello, solo tienes que ir a la sección de la página que te permite buscar dominios. En nuestro caso, la home.

Verás que hay una barra de búsqueda. Ahí es donde debes escribir el nombre que quieres registrar.

No hace falta que escribas la extensión porque como comprobarás al pulsar en “Buscar dominios”, la plataforma te muestra todas las que están disponibles.

Cuando encuentres el que quieres, pincha en “Añadir al carrito” y luego accede al carro de compra.

3. Configura tu compra de forma correcta

Ahora estas en una página que te permite finalizar el proceso de compra, pero resiste la tentación y no lo hagas porque antes hay que configurarlo para evitar problemas. 

En DonDominio, se hace pulsando en el botón que pone “Configurar” en letras rojas.

Ahora se mostrará en pantalla una página con los siguientes apartados:

  • Titular del dominio.
  • Otros contactos del dominio.
  • Selecciona un servicio de hosting y correo.
  • Aplicar esta configuración…

En principio, y salvo casos especiales, no debes tocar nada excepto en el punto de “Selecciona un servicio de hosting y correo”.

En concreto, debes ir a la pestaña de “Redirecciones & DNS” y aquí se abren dos caminos.

El primero es en caso de que ya tengas contratado un hosting. Si es así, debes elegir la opción “DNS Externos” e introducir las DNS de tu alojamiento (que debes tener en el correo que te envío la empresa de hosting con todos los datos).

Y si todavía no has contratado el servidor, entonces escoge “Redirección y Parking”.

Cuando termines pulsa en “Continuar”, lo que te llevará de vuelta a la cesta de la compra.

4. Último paso, comprar el dominio

Llegamos al final del proceso.

Ahora lo único que queda por hacer es elegir durante cuánto tiempo quiere registrar el dominio (puedes elegir entre 1 y 10 años), leer y aceptar las condiciones y política de privacidad y pagar.

Y fin, ya has comprado tu dominio. Ahora lo único que te queda es verificar que has sido tú quien lo ha hecho a través del email que recibirás.

Vincular el dominio con el hosting mediante las DNS

Si has seguido mi consejo, ahora tendrás un dominio por un lado y un hosting por otro, así que toca que el primero “apunte” al segundo.

Y esto se consigue con las DNS. Por suerte, es un proceso muy sencillo y que no te llevará más de 10 minutos.

Pero recuerda que como te he enseñado antes, si ya tenías el servidor es tan fácil como indicar sus DNS en el proceso de configuración.

dns-dominio

En caso contrario, este es el sencillo proceso que debes seguir:

  1. Accede a tu área de cliente en DonDominio (o el registrador que hayas usado).
  2. Haz clic en “Gestión del dominio” y a continuación elige la opción “DNS”.
  3. Marca la opción “Servidores personalizados”.
  4. Escribe el DNS 1 y el DNS 2 de tu hosting.
  5. Pincha en el botón “Modificar”.

¡Listo! Ahora solo te queda esperar, porque la propagación de las DNS puede tardar horas o incluso un día o más.

¿No sabes cuáles son las DNS? Puedes encontrarlas accediendo a tu área de cliente de la empresa de hosting y en caso de que no des con ellas, ponte el contacto con el servicio técnico.

Empresas de hosting que ofrecen un domino gratis

Como ya hemos comentado, existe la opción de conseguir un nombre de dominio gratis al contratar tu hosting. De esta forma te puedes ahorrar el pago inicial de los 8-12€ que puede costar.

Hoy en día prácticamente todas las empresas te ofrecen un dominio gratuitamente, por lo menos el primer año, pero algunas de las que nos gustaría destacar son las siguientes:

Webempresa

Especializados única y exclusivamente en hosting WordPress, ofrecen una excelente calidad a un precio ajustado. El soporte es muy bueno aunque cabe destacar que no ofrecen soporte  telefónico, únicamente mediante tickets.

Raiola Networks

Otra excelente empresa que te regala el nombre de dominio el primer año al contratar cualquiera de sus planes. Cuenta co la ventaja de que ofrecen también VPS y servidores dedicados así como soporte para Joomla o Pretashop, a parte de WordPress.

Siteground

Empresa destacada a nivel mundial, con servidores Google Cloud y muchos extras dentro de sus planes. Su precio es superior al de la competencia pero ganas en seguridad, atención y extras.

Tropical Server

Excelente hosting que incorpora discos NVMe en vez de los clásicos SSD, consiguiendo un rendimiento muy bueno. A parte de WordPress también dan soporte para Joomla, Prestashop e incluso Moodle

Sered

Un hosting con precio muy ajustado donde puedes empezar por muy poco dinero e ir mejorando tu plan a medida que tu sitio va creciendo. Por menos de 3€ al mes puedes tener hosting y dominio incluido.

Comprar un dominio ya no tiene secretos para ti

Si has llegado hasta aquí sin saltarte ninguna parte, ya conoces todo lo que debes saber para hacerte con un dominio para tu web.

¿Y si ayudas a más gente con esta tarea?

Para hacerlo, es tan sencillo como compartir este artículo en tus redes sociales y recomendarlo a tus conocidos.

Así, además de ayudarlos a ellos, también no echas una mano a nosotros para que podamos solucionar más problemas a más gente.

Como ves, todos salimos ganando. 😉

¿Y tú? ¿Qué opinas?