Desde hace algunos años, hay una creciente preocupación por parte de los consumidores respecto a la seguridad sanitaria y, también, una mayor sensibilización ecológica. En la industria cosmética las empresas están aprovechando la biodiversidad de algunas regiones para atender su mercado de cosméticos naturales, orgánicos o veganos.

En España, esta tendencia tiene como denominación “Cosmética Ecológica” y se caracteriza por la preferencia de los consumidores por productos con ingredientes naturales frente a los sintéticos. Además, se exige que los materiales con los que se fabrica el packaging sean sostenibles o reciclables. Se pronostica que la facturación del mercado mundial de productos de origen natural alcanzará los 25.000 millones de dólares en 2025. 

Claves para lograr una e-commerce cosmética más sustentable

El producto sostenible abarca los siguientes puntos: diseño (I+D), materiales, producción, consumo y posconsumo. 

Impulsar la cosmética vegana

La cosmética vegana no testea en animales y utiliza compuestos de origen vegetal como: extractos vegetales, ceras y aceites esenciales cultivados sin plaguicidas ni agroquímicos. Además, sustituye derivados de animales por vegetales que cumplen la misma función. De esta forma, reduce al mínimo su impacto en el medioambiente. 

Según Camila Hernández, experta en cosmética natural de www.superguapas.es, el reemplazo del retinol por el bakuchiol fue la sustitución más popular dentro de la cosmética vegana. ‘’Este activo natural brinda resultados muy similares al antioxidante. A diferencia del retinol de origen animal, el bakuchiol no presenta efectos adversos como la irritación, la descamación o el enrojecimiento. Este compuesto se encuentra en las semillas y en las hojas de la planta Psoralea Corylifolia y es cada vez más popular en el mundo de la cosmética’’, informa. 

Fórmulas green

El uso de la biotecnología y la química verde nos ofrece grandes posibilidades para mejorar la sostenibilidad. Por ejemplo, elección de métodos de elaboración en frío para ahorrar energía. Seguir la tendencia del minimalismo. Hacer fórmulas con los ingredientes justos y necesarios. 

Disminuir el impacto de los envases

El packaging recibe mucha atención para evaluar la sostenibilidad de un producto. Una mala elección podría afectar la producción y ocasionar mayor gasto. Por ello, las empresas necesitan crear nuevos materiales (como los biobasados) para el empaquetado, siguiendo los objetivos de la Estrategia Europea de Plásticos: en 2025 más del 65% de todos los envases deben reciclarse y en 2030 el 100% de los envases plásticos deberán ser reutilizables. 

Instalaciones y producción

Algunas ideas para mejorar la sostenibilidad son: instalación de green roofs, disminución de mermas de producción, optimización y correcta planificación de la producción para evitar malgastar las materias primas. 

Consumo y posconsumo

Las empresas necesitan educar a los consumidores para continuar con la sostenibilidad de los productos. Por ejemplo, campañas de concienciación sobre el uso de agua, realización de actividades de reforestación con consumidores de marca. La industria desarrolla un compromiso sobre su impacto en la economía, la sociedad y el medio ambiente.

Give a Comment