Las redes sociales desempeñan un papel fundamental en todo negocio hoy en día. Se estima que el 80 % de las personas buscan un producto en internet antes de comprarlo, por lo que la red se ha convertido en un canal que debe ser aprovechado por las empresas para informar de todo lo que el usuario necesita saber.

Dentro de internet, las redes sociales se han constituido en herramientas esenciales, pues permiten una interacción casi directa con el consumidor. Además es posible medir los indicadores para analizar el crecimiento de nuestro fanpage, el número de seguidores, el alcance de las publicaciones, número de clics, etc.

El uso de estrategias de marketing digital por parte del community es esencial para el crecimiento de la empresa. “Los canales digitales representan el presente y futuro de las ventas. Para 2020, se estima que los ingresos globales de los canales de comercio offline disminuirán en casi un 20%, por lo que es necesario reforzar las acciones digitales. En países como Reino Unido, el marketing digital ya representa más de la mitad del gasto global en marketing”, sostiene Víctor Cabrera, Director de Marketing en Reviewbox.

Debido a la importancia de la imagen empresarial en las redes ha hecho que se requiera de un profesional altamente capacitado que gestione las redes sociales y todos los canales empleados, como páginas web, así como genere una red en la que participen todos los canales de la empresa.

Pese a esta labor que realizan, todavía hay muchas empresas que gestionan sus redes, especialmente aquellas mypes que buscan reducir costos. No obstante, el trabajo de un profesional capacitado tiene una gran repercusión en redes sociales, sobre todo en una época donde lo audiovisual tiene un gran valor.

Todo community manager debe poseer ciertas competencias y habilidades, a fin de que el trabajo sea exitoso. En el aspecto técnico, debe tener conocimientos en redes sociales y diseño gráfico, así como cursos en el tema. No obstante, hay quienes de forma empírica se han desempeñado en este trabajo.

En cuanto a las cuestiones humanas, el profesional debe reunir cualidades como empatía y servicio de atención al cliente. Esto garantizará el buen trato y conectividad con la audiencia. Asimismo, es necesario que el community tenga algunas nociones legales, es decir, hasta qué punto puede llegar sin caer en delitos, como el apartado de derechos de autor.

Respecto a sus funciones, debe crear contenido atractivo y de calidad. Esto permitirá establecer un estilo a la marca que la diferencie de la competencia. El contenido no debe reducirse a texto, sino también en diferentes formatos visuales, como una foto, o audiovisuales, como un video. Este último es el rey en las redes sociales, por lo que puede llegar a tener un alcance incalculable.

Todo lo publicado tiene que ser medible, para lo cual se dispone de programas especializados en analítica. El público está en constante cambio, por lo que analizar los resultados es necesario para elaborar nuevas publicaciones.

Give a Comment