fbpx
Marketing

7 elementos estratégicos que necesitas para estructurar y escribir una home de éxito

Por Jordi Solé

¿Sabías que solo dispones de 6 segundos para convencer a tus visitas de que tu web es un buen lugar para quedarse?

Teniendo en cuenta que el mayor volumen de tráfico llega por la página de inicio, es fácil concluir que la home es la página más importante de tu web.

Es la encargada de retener la atención de tus usuarios, conseguir que sigan navegando y acaben haciendo aquello que a ti te interesa: suscribirse, contactar contigo, contratar tus servicios o comprar tus productos.

Esto quiere decir que para que tu negocio digital triunfe, necesitas una home estratégica.

Así que en este post voy a contarte los 7 elementos imprescindibles que convertirán tu página de inicio en una home de éxito.

¡Empezamos!

Objetivos de una página home

La página de inicio es mucho más que un escaparate bonito. Como te decía, es la página más importante de una web porque de ella dependen en gran medida tus tasas de conversión.

De un simple vistazo, las personas que lleguen a ella decidirán si han llegado a una web en la que merece la pena invertir su tiempo o deben cerrar la página para ir a buscar otra.

Y para tomar esta decisión, se harán una única pregunta:

¿Qué hay aquí para mí?

Si tu home es capaz de transmitir qué haces, para quién lo haces, cómo lo haces y por qué eres digno de confianza, estarás mucho más cerca de convertir una visita en un potencial cliente.

Pero ahí no acaba todo.

Una vez que esa persona decide que lo que ofreces le interesa y es justo lo que necesita, ¿qué debe hacer a continuación? ¿Cuál es el siguiente paso?

La respuesta se la dará la propia estructura de la home.

Por eso, más allá de un diseño web cuidado y una imagen profesional atractiva (que también son importantes), tu home debe incluir una serie de elementos estratégicos.

¿Cuáles son esos elementos? Vamos a verlos en detalle.

Los 7 elementos estratégicos básicos de una página de inicio de alto rendimiento

Sea cual sea el sector o la especialidad, estos son los requisitos que necesita la página home de la web de cualquier emprendedor o negocio.

1. Menú de navegación

Parece obvio, pero no te imaginas la de páginas home que descuidan este elemento.

Un buen menú de navegación debe ser claro, sencillo y ofrecer las opciones precisas para que un usuario pueda encontrar con facilidad cualquier información que quiera consultar.

Por eso, mi recomendación es que tu menú de navegación incluya:

  • Home
  • Servicios
  • Acerca de/Sobre mí
  • Recurso gratuito
  • Blog
  • Contacto

Si además ofreces algún curso o un infoproducto, inclúyelo también en el menú de navegación.

2. Foto corporativa

Tu página de inicio es tu embajadora y la encargada de transmitir una buena primera imagen de ti.

Como imaginarás, esta imagen debe ser lo más profesional posible, para generar credibilidad, confianza y cercanía.

Ten en cuenta que antes de que una persona decida contratar tus servicios o convertirse en suscriptor, primero necesitará confiar en ti, así que no te escondas y muéstrate con una fotografía de ti mismo en la que se te vea la cara, mires al frente y, a poder ser, sonrías.

3. Texto estratégico

Suele decirse que una imagen vale más que mil palabras. Esto, en el mundo de los negocios online es una verdad a medias.

Lo visual atrae, pero es el texto el que retiene.

Por eso, cada palabra que escribas en la página de inicio debe estar cuidadosamente seleccionada para cumplir su función.

Y, tal y como te decía al principio, el mensaje de tu home debe dejar claro qué haces y a quién puedes ayudar. Para construir el texto de tu página home, sigue las siguientes recomendaciones.

Define el punto de dolor del cliente

Los puntos de dolor son los problemas o necesidades que tiene tu potencial cliente y que tú puedes solucionar.

Es importante plasmar los puntos de dolor y hacer mención a la situación que le ha llevado hasta tu web para que se sienta identificado y perciba que entiendes lo que le ocurre y, por tanto, puedes ayudarle.

El objetivo es que piense “¡Esto es justo lo que me pasa a mí!”.

En qué puedes ayudar

Una vez identificado el problema, muestra cómo puedes ayudarle.

¿Cuáles son tus soluciones? Presenta de una forma clara tus servicios y cómo puede trabajar contigo.

No busques nombres raros y huye de los tecnicismos. Es mucho más eficaz utilizar un lenguaje cercano y que le resulte familiar.

Beneficios

Si quieres que el texto de tu página de inicio impacte en tus clientes, olvídate de las características y céntrate en los beneficios.

Para ello, pregúntate cómo cambiará su situación después de trabajar contigo. A esto se le denomina “poder transformador”.

Cuanto más claros muestres los beneficios y los resultados que conseguirá, más fácil será persuadirlo y convertirlo en cliente.

Propuesta de valor única (¿por qué tú?)

En todos los sectores existe competencia. En el tuyo, también.

Así que si hay más personas ofreciendo lo mismo que tú… ¿por qué un potencial cliente debería elegirte a ti y no a otro?

La respuesta es tu propuesta de valor única. Es lo que te diferencia del resto de competidores y lo que convierte tu solución en algo genuino.

Sin una propuesta de valor, tu web será una más del montón y te costará muchísimo diferenciarte.

4. Prueba social

¿Recuerdas que te he comentado que antes de convertir a un usuario en cliente necesitas ganarte su confianza?

Para lograrlo, nada mejor que presentar algún aval. ¿Y qué mejor aval que el testimonio de otros clientes que ya han trabajado contigo?

Piensa en ti como usuario. ¿Verdad que antes de comprar algo consultas las opiniones de otros usuarios?

Tus potenciales clientes harán lo mismo contigo, así que incluye en tu página de inicio los testimonios más relevantes.

Además, puedes apoyarte en logotipos de empresas con las que has trabajado, medios o páginas web de referencia en las que has aparecido, acreditaciones y cifras que demuestren tu autoridad.

5. Llamadas a la acción

Tan malo es no incluir ninguna llamada a la acción en la página de inicio como incluir tantas que acaben confundiendo al usuario.

¿Qué quieres que haga tu visita exactamente? Díselo con una llamada a la acción.

Como consejo, crea llamadas a la acción claras y directas. Y para ello, primero define las acciones que esperas que lleve a cabo.

Por ejemplo, cuando muestres tus diferentes servicios, incluye una llamada a la acción con un enlace hacia la página concreta de cada página de venta.

6. Blog

No todas las visitas que recibas en la web estarán dispuestas a comprar de desde el primer momento.

Algunas llegarán buscando una solución e irán casi directas a tus páginas de servicios, pero la mayoría primero querrán conocerte un poco más, comprobar que realmente tú eres la solución idónea para sus problemas y que eres un profesional en la materia.

Un blog es una herramienta excelente para ello, porque a través de tus contenidos podrás demostrar tu autoridad, que dominas la temática y te mueves con soltura en ese terreno.

Para este tipo de visitas, lo ideal es presentarles la opción de visitar tu blog, ya sea mencionándolo directamente o a través de un apartado del tipo “Últimas entradas del blog” que suele colocarse en la parte inferior de la página de inicio.

7. Formularios de suscripción

Aunque las redes sociales han llegado para quedarse y son un canal de comunicación fundamental para cualquier negocio digital, la herramienta que de verdad te permitirá crear lazos fuertes con tus lectores y potenciales clientes es el correo electrónico.

Si consigues que una visita te entregue de forma voluntaria su email, tendrás la oportunidad de comunicarte con ella de una forma más íntima y enviarle contenidos y ofertas que sean de su interés.

Para ello, te recomiendo que en tu página de inicio haya al menos 2 formularios de suscripción en el que pidas la dirección de correo. Y para motivar el alta, lo ideal es ofrecer un recurso gratuito (lead magnet).

Por cierto, en el mensaje que acompañe tus formularios de contacto, procura que incluyan un beneficio. No te limites a un simple “suscríbete”. 😉

Conclusiones

La página home de tu web tiene una gran responsabilidad: convencer a tus visitas de que eres la solución ideal para resolver sus problemas.

Además, debe guiar los siguientes pasos para que vaya visitando las diferentes secciones de tu web de una forma natural.

Por eso, una página de inicio estratégica es vital para empezar a construir un negocio próspero.

 

Y ahora que conoces los elementos necesarios para convertir tu home en una página de inicio de éxito, dime: ¿cumple la tuya estos requisitos? ¿Hay algún punto que te resulta complicado? Estoy deseando escucharte en los comentarios. ¡Te espero!

Acerca del autor:

Mi nombre es Jordi Solé de jordisolem.com y ayudo a emprendedores, formadores y bloggers con grandes talentos que no saben cómo crear una marca personal de éxito en la red y generar productos o servicios para que puedan VIVIR DE SU BLOG.

Juan

Comentarios

Haga clic aquí para enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *